Saltar al contenido
>

La importancia de predicar con el ejemplo

¿Te has preguntado alguna vez qué diferencia a un equipo fuerte de uno débil? La respuesta suele ser: su líder.

Los equipos fuertes tienen líderes éticos que dan ejemplo. Iluminan el camino a seguir. También muestran a los empleados cómo manejar el fracaso y qué tipo de comportamientos deben tener.

A cambio, los empleados reflejan el comportamiento de sus líderes. Siguen sus pasos, aprenden de sus errores y aportan ideas significativas.

Antes de hablar de cómo predicar con el ejemplo, repasemos qué significa predicar con el ejemplo y qué puede ocurrir cuando no lo haces.

¿Qué significa «predicar con el ejemplo»?

«Predicar con el ejemplo» es una expresión que significa que una persona demuestra sus creencias, valores o comportamientos a través de sus acciones y conducta en lugar de simplemente hablar o dar discursos al respecto.

reunión laboral

En otras palabras, cuando alguien predica con el ejemplo, sus acciones coinciden con lo que están tratando de comunicar o enseñar a los demás. Esto implica que la persona vive de acuerdo con sus propios principios y valores, sirviendo como un modelo a seguir para los demás.

Esta expresión enfatiza la importancia de la coherencia entre lo que uno dice y lo que hace.

Predicar con el ejemplo es una forma efectiva de influenciar y motivar a otras personas, ya que demuestra que el individuo practica lo que predica y, por lo tanto, es más creíble y respetado.

La marca de un buen líder reside en su capacidad para «predicar con el ejemplo». En esta sección, repasaremos lo que significa liderar con el ejemplo.

Lo contrario de predicar con el ejemplo es decir una cosa y hacer otra. El dicho «haz lo que yo digo, no lo que yo hago» puede haber funcionado en el pasado, pero no tiene cabida en el mundo actual.

Autenticidad y liderazgo

Los empleados se dan cuenta enseguida de la incoherencia y las contradicciones de sus jefes y dirigentes.

La alineación es la esencia de ser un líder auténtico y genuino.

Los empleados quieren ver que tus acciones reflejan lo que dices. Esto significa alinear tus prácticas, rutinas y comportamientos habituales con tus valores fundamentales. Eso no significa que siempre aciertes.

Al final, el propósito del liderazgo es ser el cambio que quieres ver en tu organización.

¿Por qué es importante predicar con el ejemplo?

Son muchas las razones que resaltan la importancia de alinear las palabras y las acciones para transmitir mensajes coherentes y comportamientos deseados.

reconocida en el trabajo

En esta sección, explicaremos cuatro razones por las que es importante predicar con el ejemplo:

Aumenta la moral de los empleados

Un gran líder sabe que sus acciones influyen en la actitud, la satisfacción y el rendimiento de los empleados.

Cuando los líderes predican con el ejemplo, la moral sube. Esto conduce a una mayor lealtad a la empresa y a una mayor productividad.

Crea confianza y respeto

Alguien que predica con el ejemplo puede esperar recibir la confianza y el respeto de su equipo. Los superiores les ven como alguien capaz de dirigir un equipo, y los empleados les ven como mentores de confianza.

lider en el trabajo

Un líder de confianza también puede inspirar a sus compañeros de equipo respeto y confianza mutuos. Esta cohesión organizativa puede aumentar la fidelidad de los clientes.

Fomenta una cultura laboral positiva

La cultura del lugar de trabajo es el carácter de una organización. Puede incluir los objetivos, las prácticas laborales, las creencias y los comportamientos de la empresa.

Las empresas que tienen líderes que «predican con el ejemplo» encarnan estos valores a diario. Este compromiso con los valores del lugar de trabajo inspira una cultura laboral positiva y empleados felices.

Aumenta la productividad

Es más fácil que los equipos sean productivos cuando ven que su líder hace el trabajo duro, mantiene los compromisos y se centra en los resultados compartidos.

Suele haber un deseo más profundo de trabajar duro y hacer un trabajo que enorgullezca al equipo.

productividad

Cuando las acciones y las palabras de un líder se alinean, el equipo no gasta energía intentando descifrar su intención o su agenda. Mediante el ejemplo, los líderes también enseñan a sus equipos a desarrollar procesos más eficaces y eficientes.

¿Qué puede ocurrir cuando no predicas con el ejemplo?

La incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace  puede tener diversas consecuencias negativas.

Rotación en el trabajo

En esta sección, compartiremos lo que puede ocurrir cuando no predicas con el ejemplo.

  • Baja ética de trabajo: Cuando no das buen ejemplo, una de las primeras cosas que desaparece es la ética de trabajo. A tus seguidores les costará rendir bien si te ven rendir poco.
  • Baja moral: Una de las cosas que más rápidamente mata el ánimo en el lugar de trabajo es un liderazgo deficiente. Es difícil que los empleados se sientan satisfechos y motivados si no tienen un líder en quien confíen.
  • Alta tasa de rotación: Contratar y formar a nuevos empleados es una de las partes más costosas de una empresa. Los empleados que responden ante líderes deficientes tienen un mayor índice de rotación.
  • Sistemas ineficaces: Los líderes que predican con el ejemplo muestran a sus equipos cómo hacer las cosas más rápido y mejor. Demuestran un pensamiento sistémico y una mentalidad de mejora continua. Pero los malos líderes no dedican tiempo a enseñar a sus equipos a ser eficientes. No demuestran cómo adoptar una visión crítica de los sistemas y procesos. Sin el apoyo de los directivos, los equipos se pelean por resolver las cosas por las malas. Esto puede dar lugar a sistemas ineficaces e ineficientes.
  • Falta de confianza y respeto:Los empleados cuestionan a los líderes que no dan ejemplo. Les cuesta confiar en las decisiones y el estilo de liderazgo de su jefe.

Formas de predicar con el ejemplo

Cuando se trata de liderazgo, una de las cosas más importantes que puedes hacer es predicar con el ejemplo. Pero, ¿qué significa eso realmente?

Predicar con el ejemplo consiste en marcar la pauta de cómo quieres que actúe tu equipo y modelar el comportamiento que esperas de ellos. Si puedes hacerlo, estarás en el buen camino para ser un líder de éxito.

liderazgo empresarial

He aquí varias formas de predicar con el ejemplo:

Afina tus habilidades de liderazgo

Una de las mejores formas de predicar con el ejemplo es aprender a hacerlo. Esto significa aprovechar la mejor formación en liderazgo que esté a tu alcance.

La formación puede ayudarte a desarrollar las habilidades, la mentalidad y los comportamientos necesarios para rendir al máximo. Esto no sólo puede ayudarte a ser mejor líder, sino también a crear equipos más resistentes.

Sé constructivo al manejar los conflictos

No puedes esperar que tus empleados gestionen bien los conflictos si tú no lo haces. Esto significa abordar los conflictos con calma y de forma productiva. El objetivo es rebajar la tensión y buscar una solución.

Por ejemplo, supongamos que tu superior te interroga delante de tu equipo. No entiende por qué has pedido más existencias de lo habitual, y está disgustado por el elevado coste.

dos hombres enfrentados en una mesa

En lugar de defender tu decisión, primero reconoce su preocupación. Luego, de forma breve y neutral, explícale tu razonamiento y dale una solución.

Por ejemplo, podrías decir:

«Te entiendo. He pedido una cantidad superior a la habitual, y entiendo por qué estás preocupado. La razón por la que pedí más existencias es que el mes que viene es un día festivo importante, y nos hemos estado quedando sin existencias.

Quería asegurarme de que tendríamos existencias suficientes para nuestros clientes.  El año pasado agotamos las existencias rápidamente, y nuestros clientes no estaban contentos. ¿Qué te parece si la próxima vez te aviso antes de hacer una compra grande? ¿Te parece bien?»

Comunícate amablemente

Más allá de gestionar los conflictos, es importante mantener un diálogo sano en todas las interacciones. Esto demuestra que te preocupas por tu equipo y tus clientes.

amabilidad en la oficina

Cuando entres en la oficina o atiendas una llamada, saluda a tu equipo con una sonrisa y un cálido «hola». Si un empleado se dirige a ti con una pregunta, respóndele amablemente.

Si un cliente se queja, respeta sus preocupaciones y ayúdale a encontrar una solución.

Reponte tras el fracaso

El fracaso es una parte natural de la vida y de los negocios. Puede ocurrir siempre que asumimos riesgos o tomamos decisiones.

Si nos sentimos derrotados y avergonzados por el fracaso, puede impedir que volvamos a intentarlo. También puede extenderse a otras áreas de nuestra vida, impidiéndonos alcanzar nuestro máximo potencial.

problemas en la oficina

Una de las mejores formas de inspirar a tus empleados para que se animen y vuelvan a intentarlo es mostrándoles cómo hacerlo.

¿Lideraste el lanzamiento de un nuevo producto que no produjo ventas? Explica a tu equipo lo que aprendiste de tu error.

La clave está en sacudirse el polvo e intentarlo de nuevo, animando a tus empleados a hacer lo mismo.

Practica el liderazgo ético

El liderazgo ético significa comportarse de acuerdo con una serie de sólidos principios morales. Estos valores incluyen la integridad, la justicia, la honradez, el respeto y la transparencia.

El liderazgo ético es una forma consciente de percibir el mundo que nos rodea. Nos ayuda a comprender nuestras circunstancias y a responder de forma saludable.

practicar con el ejemplo

Para practicar el liderazgo ético, alinea tus objetivos y acciones con valores sólidos.

He aquí algunas formas de practicar el liderazgo ético:

  • Denuncia los comportamientos poco éticos
  • Haz lo correcto aunque nadie te esté mirando
  • Asume tus errores
  • Sé fiable y digno de confianza
  • Trata a todos los empleados con justicia
  • Valora a todos los miembros del equipo
  • Sigue las normas
  • Marca la pauta de la excelencia

Celebra la diversidad

Predicar con el ejemplo significa acoger a empleados de todas las procedencias. Para celebrar la diversidad, sé inflexible a la hora de contratar a un equipo de empleados diverso.

mujer hablando con hombre

He aquí otras formas de celebrar la diversidad:

  • Crea políticas y procedimientos que hagan que todas las personas se sientan bienvenidas.
  • Sé abierto y fomenta las distintas perspectivas.
  • Escucha y reconoce a los miembros del equipo.
  • Asegúrate de que todos los empleados tengan las mismas oportunidades profesionales.
  • Organiza eventos para empleados que celebren las diferentes culturas.
  • Crear una plantilla en la que todos los miembros del equipo se sientan iguales es una de las formas más importantes de predicar con el ejemplo.

Cuídate

Cuidarte y cuidar de ti mismo es esencial para tu bienestar y el de tu equipo. Al fin y al cabo, es difícil ser un buen líder si no te sientes bien.

Para rendir a niveles óptimos, cuida tu salud física, emocional y mental. Bebe mucha agua, duerme lo suficiente y come alimentos sanos todos los días.

También necesitarás herramientas de afrontamiento para gestionar tus niveles de estrés y tus emociones.

Pon en práctica tus nuevas habilidades

Ahora que tienes una idea más clara de lo que significa predicar con el ejemplo, es hora de poner en práctica tus nuevas habilidades.

jefe amable

Aquí tienes un sencillo ejercicio que puedes utilizar para establecer tu intención y mantenerte responsable.

Antes de trabajar, pregúntate:

  • ¿Cómo puedo ayudar a mi equipo hoy?
  • ¿En qué necesita ayuda mi equipo?
  • ¿Qué quiero que hagan que yo también debería estar haciendo?
  • ¿Cómo puedo reconocer a mi equipo hoy?

Durante el trabajo, pregúntate a ti mismo:

  • ¿Estoy cumpliendo las normas que quiero que cumplan mis empleados?
  • ¿Qué puedo hacer ahora mismo para modelar un comportamiento ético?
  • ¿En qué necesito ayudar a mis empleados ahora mismo?
  • ¿Me estoy centrando en las tareas importantes?

Después del trabajo, pregúntate a ti mismo:

  • ¿He demostrado excelencia hoy?
  • Si es así, ¿qué he hecho bien?
  • Si no, ¿qué debería hacer la próxima vez?
  • ¿Cómo puedo ser mejor líder mañana?

Los líderes predican con el ejemplo cuando establecen la norma de excelencia que quieren que sigan sus empleados. Con unos valores y unas prácticas éticas firmes, puedes ayudar a tu equipo a alcanzar su potencial. Liderar con el ejemplo demuestra a tu equipo que lo que dices y haces importa.

  • spotify
  • youtube